La Manga

La Manga

martes, 6 de marzo de 2012

Ruta Grazalema - Villaluenga por la Charca Verde

Esta ruta entre Grazalema y Villaluenga la hice el lunes pasado 27 de febrero aprovechando el  puente del día de Andalucía. Los participantes, mitad novatos (Pepe, Javier y un servidor) y mitad veteranos (Manuel Corchado, Diego Mendoza y Floren (con su perra)), emprendimos la ruta desde el aparcamiento del camping Tajo Rodillo a las 10 menos cuarto de la mañana y llegamos a Villaluenga pasadas la una y media del mediodía.

Subimos por la cañá de Mahón, haciendo una primera parada en la era del Tío Pulio, restaurada y con cartel

Era de trillo del Tío Pulío

Subiendo por la cañá de Mahón, este es el paisaje que vamos dejando detrás 
Poco antes de llegar al Puerto de los Llanos del Endrinal, pude fotografiar este fósil de Ammonites de gran tamaño...
Ammonites
Llegamos al Puerto del Endrinal o del Llano del Endrinal y tras un descansito y unas fotos, continuamos la marcha...

Puerto del Llano del Endrinal
Pero apenas hemos emprendido la marcha y a nuestra izquierda, a poca distancia del sendero, unas cabras montesas parecen posar para nosotros, primero vemos un primer ejemplar un poco distante y a contraluz, pero después... 
Añadir leyenda
 otra cabra decide que tenemos que irnos a casa con unas cuantas fotos desde un mejor ángulo...


Así que después de la sesión fotográfica, seguimos la vereda en dirección SE internándonos en un bosque de pinos donde unas cuadrillas estaban haciendo trabajos forestales, clareando pinos y cortando los troncos en trozos que luego se dejan apilados junto al sendero, curiosamente una de las cuadrillas era de gente de Villaluenga, al charlar con ellos confirmamos lo que temíamos, no se aprovecha la madera ya que es costoso acarrear la leña hasta la carretera, así que se dejan los troncos apilados en el bosque.

Un pequeño ejemplar de pinsapo rodeado de troncos de pino a modo de protección colocados por algún miembro de una cuadrilla. 

Trabajos forestales en el pinar, el Reloj y el Simancón al fondo

Continuamos en dirección Sur rodeando las moles impresionantes del Reloj y Simancón
El Reloj (1.535 m) y el Simancón (1.565 m), son los nombres con los que conocemos a estas cimas, pero hace 50 años eran conocidas como Corona de los Lajares y La Cordillera respectivamente y aún hoy algunos mayores de la zona los conocen por estos nombres (más información en el blog Leyendas, Curiosidades e Historias de Grazalema gracias a la labor de recopilación de Serenito de Grazalema). Durante la ruta Diego Mendoza nos fue dando unas clases de geología, y es que el recorrido se presta a ello, pudiendo contemplar gran variedad de formaciones de modelado kárstico (lapiaces, sumideros, diaclasas, pedernales, simancos,...)

La Geología
Lapiaces escalonados

Nódulo de Silex o pedernal incrustado dentro de la roca caliza

Ladera Este del Reloj, con profundos lapiaces y un sumidero o simanco en primer término
Aquí con un poco más de zoom...

Diaclasas...

Y otro sumidero...
Y rodeando el Reloj, giramos en dirección Noroeste para ascender hasta la Charca Verde. Por el camino nos encontramos

Aprisco 

ya cerca de la Charca Verde esta vaca quedó atrapada entre las rocas y no pudo salir de allí
La Charca Verde

Para la gente de Grazalema y Villaluenga, el nombre correcto de este lugar es Pocillo Verde, pero en el ámbito montañero y senderista se ha impuesto el nombre de Charca Verde. Se trata de una charca de montaña que se encuentra a 1334 m de altura y que se localiza en una cuenca cerrada que retiene tanto aguas subterráneas como superficiales, esto permite que tenga agua durante gran parte del año, secándose sólo en época estival. Guarda similitud con otros pozos de la zona como el pozo La Laguneta. Debido a que se encuentra en una zona de cruce de senderos (Grazalema-Villaluenga y Subida al Reloj-Simancón) es el lugar idóneo para parar a comer y beber algo, como hicimos nosotros.






Las algas filamentosas que crecen en la charca dan el color verde que le da nombre
Imagen tomada por Diego Mendoza con su zoom 10-20 gran angular, el que está junto al pozo soy yo realizando la foto anterior
La Flora
Helleborus foetidus, eléboro.

Romulea bulbocodium

Cerca de la Charca Verde pasamos por una zona con grandes extensiones de esta planta de gran porte, que nos tuvo intrigados durante un buen rato, que si aspecto de retama, que si tronco de sabina, finalmente resultó ser la Rascavieja, Adenocarpus decorticans, endemismo bético rifeño que crece entre los 1000 y los 2000 m de altura, caracterizado por su corteza que se desprende en tiras.

Daphne laureola, torvizco macho

Dentro de un sumidero y sobre una rama, este hongo, Sarcoscypha coccinea

Ejemplar de encina de gran porte junto a la angarilla que da paso al Navazo Hondo
Y ya para terminar...
Descendiendo a Villaluenga por la cañá Peralta

Restos de nieve dentro de un sumidero
Foto de grupo

Senderismo...
Por último una imagen aérea del recorrido sacada de Google Earth tras incluir el track del GPS que me ha pasado Diego Mendoza y un gráfico del perfil que hicimos (Gracias Diego).
Recorrido de la Ruta Grazalema-Villaluenga
Perfil de la ruta

Y llegando a Villaluenga.... (The End)






6 comentarios:

Jose Manuel A.V. dijo...

Hola Selu: buena ruta entre tu pueblo y el mío. Sobre el rascaviejas habrás visto que hay una zona donde prácticamente es un bosque como especie predominante. Pasando por allí alguna vez he pensado que este paraje, en las laderas del Reloj, podría catalogarse como "arboleda singular". A ver si lo propongo.

Selu dijo...

Pues tienes razón José Manuel, hay parte del sendero que se interna entre rascaviejas de más de 2 metros de altura, y con troncos retorcidos de buen porte, que más que arbustos parecen árboles.

Pepe dijo...

Selu, genial, como siempre, pero me perdi el amonites gigante. Tenemos que repetirlo pero en plan lagartijero. Nos vemos en el pueblo

AGL dijo...

Que buenos recuerdos que me trae esta ruta...Felicidades por el post que, como todos, son una delicia. Por cierto, que veo que se ha sumado a ese paseo un buen amigo (¡Hola Diego!)... El bosquete de Adenocarpus es muy llamativo. La primera vez que lo vi aluciné... Después vi otro parecido en la Sierra de Lijar.
Saludos Agustin GL

Javier dijo...

En realidad, es un consulta. Dirías que esta ruta está suficientemente marcada, aunque sea con hitos. No la conozco y pensaba hacerla solo la próxima semana, un miércoles, con lo que intuyo que no encontraré gente para preguntar. Gracias por la respuesta

Selu dijo...

Javier. La ruta discurre en todo momento por un sendero marcado. Hay hitos en casi todo el recorrido, no obstante, debido a su longitud, es fácil perderse y tomar otro sendero en algunas de las bifurcaciones que salen del mismo. Si vas sólo lo mejor en estos casos es llevar un GPS y cargarte la ruta desde Wikiloc. Saludos