Burfo

Burfo

miércoles, 31 de agosto de 2016

Piedras que caen

Vivir bajo tajos calizos tiene sus riesgos, tarde o temprano la fuerza de la gravedad hace su trabajo y se producen desprendimientos de rocas, en pueblos como Villaluenga, Benaocaz o Ubrique saben bien del tema, si se les pregunta a los mayores e incluso a los no tan mayores de estos pueblos, todos conocen algún caso de piedras desprendidas de la montaña que han llegado a los bordes del pueblo, normalmente sólo llegan a producir daños materiales, algún corral derruido, árboles arrancados,...pero otras veces, como ocurrió hace 90 años en la madrugada del 31 de agosto de 1926 se llegan a producir desperfectos considerables como casas y chozas sepultadas. Por suerte en aquella ocasión no se produjeron víctimas y el pueblo lo conmemora desde entonces sacando en procesión a la Virgen del Rosario a las 4 de la madrugada, esta es la conocida como Procesión de las Piedras. También en Benaocaz hubo un importante desprendimiento en 2009 que dejó desperfectos. En otras ocasiones si se han producido víctimas mortales, como en 1968 en Villaluenga donde una mujer falleció por el desprendimiento de una piedra, o en 2007 cuando una piedra pasó por encima de un joven en Benaocaz, otro accidente dejó herido a un pastor en Benaocaz en 2008 y así cada vecino podría enumerar un buen puñado de casos. Yo como visitante asiduo de esta zona de la sierra también me he topado en alguna ocasión con desprendimientos de piedras, pongo por ejemplo el caso de una piedra caída sobre la carretera en la zona cercana a Piedra Parda el 23 de noviembre de 2013, los coches que bajaban desde Benaocaz me hacían señales con las luces, al tomar la última curva pude saber el motivo, una gran piedra ocupaba parte de la calzada, paré el coche cerca de Piedra Parda y cogí la cámara de fotos, cuando llegué acababan de llegar los bomberos de Ubrique que se disponían a quitarla, otra vez me topé con otra piedra, algo más pequeña, caída sobre el camino de la Glorieta en Villaluenga y que pude fotografiar el 2 de febrero de 2014.

23 noviembre de 2013, carretera A-374 cerca de Piedra Parda








 2 de febrero de 2014, Camino de la Glorieta





martes, 31 de mayo de 2016

Estragos por una plaga de oruga en Villaluenga del Rosario (hace 127 años)


En la hemeroteca de la Biblioteca Nacional un día haciendo búsquedas sobre Villaluenga del Rosario encontré un breve artículo fechado hace ahora 127 años, en el periódico La Iberia aparecía la breve nota siguiente: 

¿De qué plaga se estaría hablando? Me causa un poco de desconcierto porque no creo que una misma especie de insecto cause estragos tanto en árboles como en el ganado, posiblemente se tratase de una fatal coincidencia de una plaga forestal a la vez que una enfermedad del ganado, por entonces la prensa recogía las noticias sin orden ni organización alguna, las fuentes de las noticias muchas veces eran los comentarios que de boca en boca llegaban finalmente al redactor. Lo cierto es que la noticia de esta plaga tuvo trascendencia como para ser recogido en el diario editado en Madrid La Iberia un 31 de mayo de 1889.

domingo, 29 de mayo de 2016

Mayo en las Hermanillas (Grazalema)

Había ganas de hacer una ruta, estamos a finales de mayo y la temporada de senderismo está próxima a su fin debido a que pronto estarán las calores del estío, así que pese al pronóstico de lluvias que teníamos ayer sábado 28 de mayo, decidimos salir a dar una vuelta por el campo, pero nada de rutas largas, cambiamos los planes iniciales sobre la marcha y decidimos hacer dos rutitas cortas, nos vamos a acercar al quejigo de las Hermanillas para que lo conozca el amigo Carlos Soto y luego Pepe Sánchez nos llevó a conocer unos bonitos pozos con pequeños pilones labrados en arenisca... Al final nos mojamos igualmente, pero al menos el coche quedaba cerca.

La primavera está en todo su esplendor debido a las lluvias tardías de hace un par de semanas, todo está verde, dejamos el coche al final del camino de las Veguetas, cerca de la zona conocida como Huerto Badillo en Grazalema, cruzamos el cauce seco del Guadalete y nos sumergimos en un mar de herbáceas de un metro de altura, esto para un alérgico al polen de gramíneas como yo es un auténtico calvario, me pica la garganta y los ojos, mientras mi nariz no para y se me acaban los pañuelos de papel, pero sarna con gusto no pica y el espectáculo de ver al impresionante quejigo supera con creces cualquier molestia incómoda.

Quejigo de las Hermanillas, 28/05/2016

Las enormes ramas del quejigo de las Hermanillas se extienden en la horizontal ocupando una gran superficie de copa.

Mi hijo Raúl de 10 años no pudo evitar subirse al tronco del quejigo.

Inexplicablemente este quejigo ha sido respetado por el hacha para aprovechamiento de leña y carbón desde hace bastante tiempo lo que le ha permitido un espectacular desarrollo de ramas, algunas llegan a apoyarse sobre el terreno 


Panorámica del quejigo, para poder hacerla hay que alejarse bastante de este enorme árbol.

El quejigo de las Hermanillas pude conocerlo hace ya 5 años y ya tuvo su entrada en este blog, en aquella ocasión lo visité a finales de febrero por lo que no había tanta hierba alta a su alrededor.

A cada paso que dábamos flores y más flores, las orquídeas como siempre nuestras preferidas, pudimos ver Ophrys tenthredinifera, Ophrys scolopax y Anacamptis pyramidalis como la de la siguiente foto...

Anacamptis pyramidalis, 28/05/2016

Lavatera trimestris 28/05/2016

Lavatera trimestris 28/05/2016

También muy abundante Parentucellia viscosa, 28/05/2016

Y también muy abundantes en los bordes de caminos los siempre fotogénicos Galactites tomentosa 


jueves, 31 de marzo de 2016

Alcubilla y Fuente de la Ladera

La fuente de los Caños en Villaluenga se nutre de las aguas procedentes de tres manantiales en la zona de la Mina, cada uno de ellos con una gran alcubilla o tanque de captación y con tuberías canalizadas hasta la Alcubilla principal o de recepción. La documentada información recopilada y expuesta por José María Gavira y Pepe Arroyo de Ubrique en la revista Los Callejones no deja lugar a dudas, las grandes alcubillas que hoy podemos ver datan de los años 1871 a 1873, desmontando la hipótesis de un posible Qanat de origen árabe en Villaluenga por cuanto la traída de aguas entre las alcubillas de captación y la alcubilla principal se hace por tuberías semienterradas y no por una galería subterránea excavada. Para que fuera un Qanat tendría que existir una galería subterránea excavada que conectase las distintas alcubillas, sin embargo a raíz de las exploraciones realizadas por espeleólogos como José Millán y por la documentación citada arriba, parece del todo improbable que las alcubillas actuales sean de origen árabe y que exista un qanat en Villaluenga, lo cual no es óbice para que el origen de las fuentes, refiriéndome a las alcubillas preexistentes a las fábricas actuales pudieran tener un origen medieval, romano o árabe, por cuanto la traída de aguas a la población tuvo que darse casi seguro desde los primeros asentamientos del pueblo de Villaluenga.  

Junto a la carretera de Villaluenga a Grazalema, la Alcubilla de la Ladera recoge las aguas de una antigua fuente, esta fuente recogería los rezumes y escorrentías subsuperficiales de la ladera Sur de la Sierra del Caillo (Pico Peralta) ya cercanos al arroyo Albarrán. Según el documento recopilado por J.M. Gavira y J. Arroyo "Dictamen emitido por el contador de fondos provinciales D. Domingo Sánchez del Arco sobre las malversaciones, valores perdidos, falsedades y abusos, que se desprenden de los expedientes de construcción de una Casa Capitular y obras para la traída de aguas en Villaluenga del Rosario", publicado en Cádiz en 1884  esta alcubilla recogería las aguas de una antigua fuente denominada Laderos o Ladera. Todavía existe a pocos metros de esta alcubilla una alineación de piedras que termina en un tupido e impenetrable zarzal, donde se situaría la antigua fuente.
Alcubilla de la Ladera

Alcubilla desde su lado Este

La Alcubilla desde su lado Sur, con la Sierra del Caillo detrás.

Alcubilla desde su lado Este

Registros del acueducto de La Mina

Detalle de la pared Sur de la Alcubilla de la Ladera
Alineación de piedras cercana ala Alcubilla de la Ladera donde se produce el rezume de aguas y probablemente se situaría una antigua fuente. 

Rezume de aguas en el extremo inferior de la alineación de piedras.

Alcubilla de recepción, a la izquierda se aprecia el arroyo Albarrán y en el camino se puede ver un encharcamiento en el camino producido por las aguas que bajan por la ladera tanto de los rezumes como de las escorrentías superficiales.

Alcubilla de recepción a la que llegan las aguas de tres nacimientos: Ladera, Morralejo y Grande


Para ampliar la información recomiendo los siguientes enlaces, todos extraídos del artículo de JM Gavira y Pepe Arroyo en la revista Mediodía/Los Callejones :

También merece la pena echarle un vistazo a la web Minas de Agua de José Millán
- La mina de agua de Villaluenga del Rosario

jueves, 3 de marzo de 2016

Nevada del 27 de febrero de 2016 (II)

En esta entrada subo al blog pequeños vídeos que grabé el 27 y 28 de febrero en Villaluenga. Así amanecía Villaluenga el 27 de febrero tras la nevada de la noche...



Y el siguiente es un corto vídeo grabado en el alcornocal de Los Sotos en Villaluenga del Rosario, que es como se conoce popularmente al monte público de Lomas y Matagallardo, el domingo pasado día de Andalucía, aun se aprecian los restos de la nevada del día anterior (27/02/2016).

Y del mismo 28 de febrero, aspecto de la Sierra de Líbar, con la cumbre de Mojón Alto tras la nevada del día anterior grabado desde el alcornocal de Lomas y Matagallardo (Los Sotos) en Villaluenga del Rosario.
video

lunes, 29 de febrero de 2016

Nevada del 27 de febrero de 2016

Comenzaba el puente de Andalucía con el pronóstico de nevada para la madrugada del sábado y el pronóstico no falló, amaneció Villaluenga con una fina capa de nieve sobre los tejados y sobre los coches que apenas cuajó un tiempo, a las 9 de la mañana cayeron más copos, no muchos, y frío, mucho frío, así que todo estaba servido para que se produjera una avalancha de gente para ver la nieve, y es que, reconozcámoslo, en gran parte de Andalucía no estamos acostumbrados a la nieve, nos produce una atracción enorme por ser rara y difícil de ver, así que el domingo 28 por la mañana, cuando ya se había perdido la mayor parte de la nevada caída el sábado, una avalancha de coches procedentes de Jerez, la Bahía de Cádiz, Sevilla,... colapsaron las carreteras serranas, hasta dos horas de caravana para llegar a un puerto del Boyar sin infraestructura ni espacio para tanto coche, yo no fui a esta zona, me quedé todo el puente en Villaluenga pero lo pude ver por las redes sociales y por amigos que si lo vivieron en directo.

El mismo sábado por la mañana subí al puerto de las Viñas, ya que la nieve más accesible cercana al pueblo cubría todas las laderas de las Carillas, ofreciendo un aspecto singular e inusual a esta zona.

Estas son las fotos...
Las Carillas desde las inmediaciones del Puente sobre el arroyo Albarrán

El puente sobre el arroyo Albarrán

Piedra Alta

Al fondo la Mina



La Bodega


Cochinos en la nieve

La Bodega y los frentes de nubes que entran por la Manga 

Más fotos de las Carillas


Villaluenga al fondo




Y esto es todo, la nieve embellece nuestros paisajes serranos y nos muestra una visión diferente a la que no estamos acostumbrados, esperaremos la nieve en otro mes de febrero...

Otras nevadas en Villaluenga:
- Primeras nieves otoñales de diciembre de 2012