La Manga

La Manga

viernes, 22 de enero de 2010

La Albarrá, 33 años después...


Cuando publiqué la primera entrada de árboles de Villaluenga pensé en hacer más adelante una entrada dedicada al propio Parque de la Albarrá, ya que el entorno de este parque ha sufrido una transformación  sorprendente en los últimos 30 años. En la página web oficial del Ayuntamiento de Villaluenga se observa una imagen del parque que es la que más se aproxima a como lo conocí cuando yo tenía 20 años, allá a finales de los 80. Me he permitido tomar prestada dicha foto para mostrar como estaba el parque de la Albarrá (seguramente la foto será de finales de los 90)




Recuerdo cuando acampé en este parque, y recuerdo haber comido bajo el olmo unos macarrones con tomate que sabían a gloria con el pan de pueblo que compramos en la panadería del pueblo (la que está detrás del Casino). Hace un par de semanas un compañero de aficiones que tiene un blog hermano a este Cuaderno de Campo Payoyo me envió una foto sorprendente del olmo de la Albarrá. La foto es del año 1976 y muestra como estaba el entorno del citado olmo cuando él acampó bajo su copa. Como se puede ver en la siguiente imagen, la Albarrá era una zona que estaba a las afueras del pueblo, pero no existen ni calle ni casas detrás del olmo, si existe un camino por el que se subía hasta la plaza de toros.Viéndolo así sin bancos ni más árboles comprendo porque los mayores del pueblo decían que jugaban al fútbol en La Albarrá o el Albarrán....

En la siguiente imagen, tomada el pasado domingo 17 de enero, al atardecer, he realizado una foto desde un lugar aproximado y se puede ver como se ha urbanizado todo el entorno del olmo. Sorprende ver como el hombre es capaz de construir casas sobre las pendientes rocosas de detrás, o como en las rocas de la izquierda se ha levantado el Museo del Queso. Por lo menos nos queda el consuelo de que sigue siendo un lugar de esparcimiento y ocio, con escenario, parque infantil y pista de petanca, y muchos arboles jóvenes sembrados en la última remodelación que tuvo lugar a finales del 2006.



Muchas gracias a José Manuel por enviar la foto y permitirnos contemplar como ha cambiado el paisaje, lo dicho, si el olmo hablara cuantas historías tendría que contar....

No hay comentarios: