Los Llanos del Republicano

Los Llanos del Republicano

domingo, 12 de enero de 2014

Dolmen de la Giganta


Con esta primera entrada del año, inicio una temporada de entradas dedicadas a la prehistoria en el entorno de la Sierra de Cádiz, comienzo con un dolmen conocido como Dolmen de la Giganta que se encuentra en el término municipal de Montecorto, entidad local autónoma perteneciente a Ronda en la provincia de Málaga. Para llegar al dolmen hay que acceder por un carril que parte hacia el Cortijo del Chopo, en la carretera Grazalema-Ronda. El dolmen se encuentra en una finca privada delimitada por un olivar, motivo por el cual normalmente la gente que quiere verlo se tiene que contentar con hacerlo desde una valla  limítrofe, el día 29 de diciembre del año pasado decidí acercame con la familia y encontré la cancela de acceso abierta, debido a que había jornaleros recogiendo aceitunas, les pregunté amablemente si podía acceder hasta el dolmen y tras decirme que los propietarios no eran partidarios de las visitas, me dejaron seguir mi camino porque ellos estaban allí y les daba cosa mandarme para atrás, por tanto tuve suerte y pude visitar el dolmen para fotografiarlo desde todos los ángulos lo cual normalmente no se puede hacer.

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico señala respecto a este dolmen lo siguiente:

El sepulcro megalítico de la Giganta se encuentra situado en los terrenos del Cortijo El Chopo.
Consiste en un sepulcro de galería de planta trapezoidal y cerrado al exterior por dos ortostatos colocados a la entrada; sus laterales son rectilíneos convergentes hacia la entrada, abriéndose hacia la cabecera.
El lateral derecho consta de 9 ortostatos (sólo se conservan completos el 1º y el 6º), y el izquierdo de 8. La cabecera es rectilínea, formada por 2 ortostatos colocados oblícuamente a las paredes del sepulcro.
Las dimensiones del dólmen son: anchura máxima 2'3 m. (cabecera); anchura mínima 1 m. (entrada); longitud total 9'3 m.; altura máxima 2'4 m. (cabecera) y altura mínima 1'1 m. (entrada).
El piso sobre el que se asienta el sepulcro es de material calizo, elevándose escasamente desde la cabecera hacia la entrada. El material de los ortostatos es arenisca calcárea miocena de la zona.

También se indica que es un dolmen de la Edad del Cobre, es decir que data de hace unos 4000 años, he buscado más información sobre este dolmen, la pena es que lo he hecho a posteriori de la visita, hay publicaciones (Ramírez, RB Bermejo, R de Balbín Behrmann - Mainake, 2004) en las que he podido conocer que algunos de los ortoestatos conservan restos de pintura roja así como una cazoleta. Estas pinturas rojas son grafías esquemáticas que reproducen temas geométricos organizados en bandas de triángulos rellenos de color rojo y otras formas.

Es un dolmen relacionado con otros existentes en la zona, como el cercano de Buendía (del que podéis ver fotos en el enlace al blog de José Manuel Amarillo), el del Charcón, en El Gastor, el de Encinas Borrachas, etc... valga el dato de que, sólo en el término municipal de Ronda existen más de 90 dólmenes.

A continuación el reportaje fotográfico que realicé el 29 de diciembre,...
Camino de acceso al cortijo del Chopo, donde deberemos dejar el coche ya que una cadena suele impedir el paso. Los chopos  junto al carril posiblemente hayan dado nombre al cortijo.

Las Sierras del Pinar, con San Cristóbal y Torreón, Monte Prieto y Cerro Coros desde los campos de cultivo del Cortijo del Chopo.

Cerro Malaver 
Cortijo del Chopo, con contrafuertes para evitar el desplome de los muros, el conjunto es un buen exponente de arquitectura tradicional.

Pasado el cortijo, junto al carril en una pequeña cuesta, un pozo abierto con agua a ras del terreno, tomé coordenadas por si no estaba inventariado en el Proyecto Conoce Tus Fuentes, pero ya lo ha inventariado el amigo J.M. Amarillo, aquí se puede ver la ficha.
Seguimos por el carril y obtenemos buenas vistas de la meseta (al fondo) donde se localiza Ronda La Vieja, que alberga las ruinas de Acinipo. si seguimos la meseta más próxima hacia la derecha llegaríamos al Dolmen de Buendía, cercano al cruce con la carretera de Montejaque
Olivar cercano al dolmen, con todo dispuesto para recoger la aceituna
La primera vista que tenemos del dolmen es la siguiente, no podemos dejar de experimentar una gran excitación, ¡vaya pedazo de dolmen!, curiosamente lo que vemos es un dolmen que bien podría servir de portada de libro, de hecho en Ronda se venden postales de recuerdo con su imagen, lo cual contrasta con las dificultades que se dan para poder visitarlo al encontrarse en terreno privado...incomprensible.
Dolmen del la Giganta, del Cortijo del Chopo o de Piedra Caballera 
Vista del corredor con los dos ortoestatos de cabecera al fondo

Vista del corredor desde la Cabecera, al fondo se observan dos pequeños ortoestatos en la entrada que cerraban el conjunto
Otra vista de la entrada desde debajo de la única cobija que queda en su sitio. Un poste de electricidad estorba y afea el conjunto.
Una vista oblicua del corredor de entrada a la cámara.


Vista del lado Norte, se observan algunos fragmentos de ortoestatos tumbados sobre el terreno

La  única cobija que queda se sostiene en tres de los ortoestatos

Vista parcial de dos de los ortoestatos y parte de la cobija desde abajo.
Panorámica parcial realizada desde la cara Norte hacia la entrada

Panorámica completa desde la cara Norte, recomiendo pinchar en la foto para ampliarla y verla mejor.
Similar a la foto anterior pero tomada en 1946, fotografía perteneciente al legado Temboury que se puede consultar en el siguiente enlace Legado Temboury
Vista desde el lateral Sur del corredor 

Un gran ortoestato yace tumbado sobre el terreno en este lado

Vista Sur de los ortoestatos que sostienen la cobija 

Otra imagen del Legado Temboury de 1946, desde un ángulo similar al de la foto anterior, se aprecia la ausencia de olivar

Y otra foto desde otro ángulo perteneciente al Legado Temboury, se aprecia el ortoestato tumbado


1 comentario:

Pepe dijo...

ESTA ME LA PERDÍ...PERO LLEVABAS MEJORES ACONPAÑANTES.
SALUDOS PEPE