La Manga

La Manga

viernes, 27 de abril de 2012

Dos líquenes en roca caliza

Día 6 de abril de 2012, Semana Santa, ha llovido durante toda la noche y por la mañana los claros y nubes del viernes invitan a fotografiar los colores primaverales, la primavera está de estreno y la lluvia hace que el campo huela bien, huele a tierra mojada, así que además de las flores y plantas de mi entrada anterior también fotografié un par de líquenes.

El primero me llamó la atención por su aspecto gelatinoso, se trata de Collema polycarpon, un liquen que cuando está hidratado deja ver el fotosimbionte, la cyanobacteria Nostoc a simple vista.

Collema polycarpon
El segundo también me llamó la atención por su color claro salpicado de "lentejitas" de color marrón
Squamarina cartilaginea
Mi agradecimiento a Juanjo Ramos Encalado de Liquenfreak por la ayuda en la identificación de estos líquenes.

5 comentarios:

Ramos Encalado, Juan José dijo...

Me ha hecho gracia lo de las "lentejitas". Técnicamente son los apotecios, que son las estructuras reproductoras del líquen. Si os fijaís recuerdan mucho a las pezizas, esos hongos ascomicetos, con los que la mayoría de los líquenes tienen mucho en común.

Selu dijo...

Juan José como habrás podido intuir, de líquenes ando muy justito, así que no tenía ni idea de los apotecios y sus formas, pero prometo ponerme con ello y aprender un poco más sobre estos seres vivos.

Jose Manuel A.V. dijo...

Pues este de las lentejitas lo tengo retratado porque llama mucho la atención. Además el nombre me resulta precioso.

miguel angel dijo...

Hola Jose Luis. Hoy he estado en Grazalema dando un paseo por la calzada medieval y el puente romano del camino de las Veguetas.Buscando informacion he entrado en tu blog, y veo que en Villaluenga existe un puente similar. Podrias decirme como puedo localizarlo. Perdona que te pregunte esto en tu apartado de comentarios pero sinceramente en esto de internet soy algo analfabeto y no se hacerlo de otra forma, aunque creo que suplo mi ignorancia informatica con amor por la sierra. Un saludo de Miguel Angel desde Carmona.

Selu dijo...

Hola Miguel Ángel, el puente romano de Villaluenga tiene muy fácil acceso, sólo tienes que dejar el coche en el aparcamiento explanada que está frente al museo del Queso, te pones de espalda al pueblo y te diriges hacia un camino que hay a la izquierda que lleva a los Llanos del Republicano, pasas junto a una pista de pádel y un poco más adelante está el puente, así de fácil. Saludos