La Manga

La Manga

martes, 27 de septiembre de 2011

Quejigo del Higuerón de Tavizna

Otro de los árboles recogidos en el inventario de árboles singulares en el entorno de la Sierra de Cádiz es el Quejigo del Higuerón de Tavizna, en el Término Municipal de Benaocaz, entre El Bosque y Ubrique, junto al camino de acceso al Aula de Naturaleza del Higuerón de Tavizna. Quizás no elegí ni el mejor día ni la mejor hora para ir a visitarlo ya que era pleno verano (15 de agosto a la una de la tarde) y hacía un calor sofocante, pero como cogía de camino para ir a mojarnos los pies al río de El Bosque, decidimos pararnos a hacerle unas fotos. En esta ocasión me acompañaba Dorita, una jovencita holandesa de 70 años seguidora de mi blog y amante de nuestra naturaleza serrana que nos hizo una agradable visita.

El Quejigo tiene un tronco de buen porte con una gran oquedad en la cruz de la que parten dos grandes ramas, el hecho de que el camino que pasa junto a él esté más elevado lo desluce un poco, ya que desde arriba quizás no se pueda apreciar del todo sus grandes proporciones. Sin duda se trata de un quejigo longevo que merece estar en el catálogo, pero viendo este árbol uno se da cuenta que también hay muchos otros que deberían estarlo porque no le desmerecen nada al que aquí se expone, sin ir más lejos el Quejigo del Castillejo, en el Jardín Botánico de El Castillejo, en El Bosque, tiene unas proporciones que creo son superiores a este.

Quejigo del Higuerón de Tavizna (15/08/2011)

Detalle del tronco del quejigo

Vista desde otro ángulo - Quejigo del Higuerón de Tavizna (15/08/2011)

Y otra foto más - Quejigo del Higuerón de Tavizna (15/08/2011)

Junto a este árbol singular se ha creado un hábitat para anfibios, posiblemente en algún campo de trabajo organizado por la Consejería de Medio Ambiente desde el aula de naturaleza del Higuerón de Tavizna, que consiste en una charca impermeabilizada con lámina de polietileno y que recoge un hilo de aguas del que desconozco su procedencia, no sé si procederá de algún manantial de la zona o quizás reciba aguas sobrantes de la propia instalación educativa. Lo cierto es que las ranas y otros animales agradecen la presencia de estas charcas de agua permanente en pleno estío.

Orilla de la charca

Detalle de las aguas de la charca en pleno verano

Charca junto al quejigo (Hábitat de anfibios)

2 comentarios:

Dorita.Alh. dijo...

¡GUASÓN!

Las fotos te han salido de perita.
Y puede ser que hay Quejigos mas
grandes o mas vistozos, este tiene
tambien su encanto, aunque sea por viejo. Salu2.

Jose Manuel A.V. dijo...

Bueno Selu ya veo-leo que conoces a Dorita de Alhaurin. Yo también tengo ganas de conocerla. A ver si coincidimos un día de estos por Grazalema, o por Alhaurín.
Saludos, a los dos.