La Manga

La Manga

martes, 31 de mayo de 2011

Laguna de las Moreras

El 22 de mayo es el Día Internacional de la Biodiversidad, y para celebrarlo el Zoobotánico Jerez organizó el pasado sábado 21 de mayo una visita a la laguna de las Moreras en los Montes de Propios de Jerez. Yo me apunté con mi hija y allá que fui a la Venta de Tempul como punto de encuentro. Sé que esta zona está un poco alejada de la Serranía de Villaluenga, cerca de 50 km según dice el Google Earth, pero me ha parecido interesante poner algunas fotos que hice de esta pequeña ruta ya que el sitio lo merece y porque al fin y al cabo, estamos hablando de un entorno natural de la provincia de Cádiz que comparte muchas características similares a los dominios serranos. El objetivo de esta ruta era hacer un sendero sencillo y en familia para dar a conocer la biodiversidad de nuestra naturaleza más cercana, objetivo que se cumplió con creces. Desde la Venta Tempul nos dirigimos en coche hasta la finca La Jarda, y allí junto al muro que señala la entrada a los Montes de Propios de Jerez dejamos los coches.


La laguna de las Moreras se encuentra a unos 2 kilómetros en subida por una zona de alcornocal y acebuches. Al poco de comenzar el sendero nos internamos en el bosque,  y nos vamos encontrando ejemplares de alcornoque, algunos dignos de formar parte el inventario de árboles singulares, (muy cerca de este itinerario se encuentra el Alcornoque de Rojitán que si está en el inventario).





Pero uno de los ejemplares de alcornoque más impresionantes se encuentra junto a la laguna de las Moreras, con un tronco hueco que presenta dos ventanas...,




Junto a la laguna los árboles que le dan nombre, las moreras de cuyas ricas moras algunos dimos buena cuenta.

Moreras junto a la laguna
Y ya por último, algunas imágenes de esta laguna, cuyo origen es similar a la laguna del Picacho, se trata de una laguna que recoge los aportes de agua procedentes de la ladera y que presenta agua casi todo el año, según contó David Donaire "el anfibiólogo del Zoo" que hizo de guía, en años muy secos en verano se puede ver como el agua brota de una fuente en forma de poza en el centro de la laguna.







Esta laguna es una zona de alta diversidad y hábitat de primer orden para anfibios, reptiles y plantas de agua dulce, se encuentra cercada por una valla para impedir que el ganado se meta en ella y merece toda la protección posible por su elevado valor ambiental. David Donaire, que cuenta con permiso para la recolección con fines científicos de anfibios, se introdujo en la laguna con una especie de salabardo para la captura de anfibios y fue depositando en bandejas, tritones, renacuajos y, principalmente, gallipatos en diferentes estados de madurez, para que los pequeños y no tan pequeños pudieran disfrutar de la contemplación de estos seres vivos. Ni que decir tiene que todos los niños se apiñaban alrededor de las bandejas nerviosos y excitados ya que algunos gallipatos eran de considerable tamaño, y que hubo que intentar calmarlos en varias ocasiones para que no estresaran a los animales más de lo debido. Finalmente todos los anfibios fueron liberados a su querida laguna y emprendimos el camino de vuelta.

Gallipato, Pleurodeles waltl

Varios ejemplares de gallipato y renacuajos de otras especies



David en plena clase de educación ambiental a los niños
Pasamos un buen día de campo contemplando gallipatos, tritones, ranitas meridionales, culebrillas de agua, alcornoques centenarios y densos acebuchales, perfecto para celebrar el Día Internacional de la Biodiversidad. 

1 comentario:

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

¡Qué maravilla de árboles! Parece mentira que tengamos tan cerquita algo tan precioso.
Y un buen día, seguro que todos volvieron encantados de la excursión.