La Manga

La Manga

viernes, 27 de abril de 2012

Dos líquenes en roca caliza

Día 6 de abril de 2012, Semana Santa, ha llovido durante toda la noche y por la mañana los claros y nubes del viernes invitan a fotografiar los colores primaverales, la primavera está de estreno y la lluvia hace que el campo huela bien, huele a tierra mojada, así que además de las flores y plantas de mi entrada anterior también fotografié un par de líquenes.

El primero me llamó la atención por su aspecto gelatinoso, se trata de Collema polycarpon, un liquen que cuando está hidratado deja ver el fotosimbionte, la cyanobacteria Nostoc a simple vista.

Collema polycarpon
El segundo también me llamó la atención por su color claro salpicado de "lentejitas" de color marrón
Squamarina cartilaginea
Mi agradecimiento a Juanjo Ramos Encalado de Liquenfreak por la ayuda en la identificación de estos líquenes.

miércoles, 25 de abril de 2012

Flora primaveral en Villaluenga

Las lluvias que han caído en Semana Santa ha provocado que todo reverdezca y que las plantas florezcan, aunque este año con un poco de retraso respecto a años anteriores. A continuación pongo una selección de unas cuantas fotografías de plantas en floración. Todas las fotos son del 6 de abril de este año por el camino de las Glorietas en Villaluenga.
Gamón, Asphodelus albus

Teucrium fruticans

Leche de gallina, Ornithogallum umbellatum

Jazmín amarillo, Jasminum fruticans

Cynoglossum cheirifolium

Cynoglossum cheirifolium

Senecio petraeus

De esta especie, Narcissus papyraceus  ya pasó la floración, ahora se pueden ver las flores marchitas con semillas 

Así de bonitas lucen las flores de este peral en un huerto de Villaluenga

martes, 17 de abril de 2012

Líquenes en Villaluenga

Podría ser Caloplaca flavovirescens y Aspicilia  calcarea

Ya he comentado antes en este blog que en los alrededores de Villlaluenga se da el contacto de las areniscas del Aljibe y las calizas del Jurásico, esta singularidad geológica se traduce en singularidades biológicas, con especies propias de terrenos silíceos como el alcornoque en los Sotos (Monte Público de Lomas y Matagallardo) donde se puede observar un desarrollado alcornocal sobre las areniscas, pero donde tampoco faltan buenas representaciones de encinar y de más de un mesto (híbrido de alcornoque y encina). Algo parecido ocurre con los líquenes, existen especies de líquenes que sólo se dan en areniscas y otras sólo en calizas y otras a las que les es indiferente uno u otro tipo de sustrato. De líquenes la verdad es que sé bastante poco, pero en el último mes he ido fotografiando una pequeña parte de la gran diversidad que hay en la zona de la Serranía de Villaluenga. A continuación muestro unas cuantas fotos, a algunos líquenes me he atrevido a ponerles un posible nombre después de mirar y remirar fotos en sitios especializados en internet, aunque agradezco de corazón a Juan José Ramos (Liquenfreak) que me ha orientado en la determinación de las posibles especies correctas. 

Por la zona de la Colada del Pilar de la Venta al cerrillo de las Encinas

Aspicilia cinerea

Verrucaria marmorea

Verrucaria marmorea y Aspicilia  calcarea


Aspicilia cinerea y Aspicilia calcarea

Xanthoparmelia conspersa especie especializada en roca silícea

Aspicilia cinerea y Aspicilia calcarea

Caloplaca sp,  Aspicilia calcarea y Aspicilia cinerea

Parmelia saxatilis?

Xanthoparmelia conspersa y Physconia grisea?


Rhizocarpon lecanorinum

Xanthoparmelia conspersa

Rhizocarpon lecanorinum con Aspicilia intermutansRhizocarpon obscuratum, Aspicilia caesiocinerea

Verrucaria marmorea
Para saber más:
- Líquenes del Parque Natural de Grazalema: Silicícolas, Jorge G. ROWE & José IVP. EGEA.

Blogs de Líquenes:

domingo, 8 de abril de 2012

Encina muerta de La Manga - In memoriam

Encina muerta de La Manga, 1/11/2009.
Todo el que ha circulado por La Manga en los últimos años se habrá dado cuenta, porque era imposible no hacerlo, de la presencia de una extraña encina junto a la carretera. Su tronco retorcido con un profundo hueco  a modo de boca y sus dos ramas que se asemejaban a brazos con largos dedos parecían sacados de una película de miedo, incluso estoy seguro que a más de un conductor le habrá dado un escalofrío por el cogote al encontrarse a este árbol al poco de internarse en La Manga en dirección a Villaluenga. Los que pasamos habitualmente por La Manga lo hemos bautizado con muchos nombres, yo le llamaba el árbol del ahorcado, en Panoramio hay una foto en la que se le denomina como el Guardián de La Manga y un amigo lo llamaba el Freddy Krueger, pero para los pies de foto lo llamaré simplemente como encina muerta de La Manga. Hablo en pasado porque desgraciadamente este elemento singular que formaba parte del paisaje ha desaparecido, posiblemente el fuerte temporal de viento de Levante de finales de marzo lo haya derribado ¿alguien me lo puede confirmar?. Lo cierto es que la silueta de esta encina ya sólo se podrá ver en fotos, así que para contribuir a que no se pierda en la memoria, aporto algunas de mis fotos para la memoria "virtual", unas las hice el 1 de noviembre de 2009 y otras son del 10 de octubre del 2011. Las de 2009 son de un reportaje que hice sobre las encinas centenarias de La Manga, las fotos de 2011 son de un reportaje del Pocito de La Manga, situado a escasos 50 m. En el primer artículo me hacía eco del terrible incendio que arrasó parte de La Manga en julio del año 2006, en el segundo artículo además de mostrar el pozo, señalaba la existencia de una fosa con víctimas de la Guerra Civil en las inmediaciones, la encina muerta de La Manga pasó a ser para mi, en cierto modo, un recordatorio, una especie de "cruz de camino" en memoria de los que allí yacen y en memoria de la naturaleza víctima del incendio.


La Manga, 11 de Octubre de 2011.

Desde otro ángulo cambia totalmente de aspecto, 1 de noviembre de 2009.
Encina muerta de La Manga, 11/10/2011.