La Manga

La Manga

viernes, 28 de octubre de 2011

El Coto Escolar "Los Chopitos"

Coto Escolar Los Chopitos en otoño, 11 de Octubre de 2011
Pasado el puerto de Pedro Ruiz, junto a una pronunciada curva y con la Sierra del Endrinal al fondo, se localiza el Coto Escolar también conocido como "cotito escolar" y "Los Chopitos". Esos chopos llaman la atención porque se encuentran en un lugar con poco arbolado, donde los únicos árboles que crecen de forma natural son majuelos, encinas y acebuches, así que siempre que pasaba por allí me preguntaba que hacía allí ese grupo de chopos, pues bien, investigando he podido saber que esta pequeña formación arbórea tuvo su origen el 1 de abril del año 1929, fecha en que el profesor D. Antonio Gálvez Jiménez fundó el Coto Forestal de Previsión Infantil "Fernando Portillo". Este profesor era muy querido en Villaluenga, pero por desgracia su carrera y su vida se vio truncada por la sublevación militar, fue fusilado el 12 de septiembre de 1936 en Jerez. 

Los cotos escolares de previsión infantil venían a ser una solución de administrar bienes públicos para obtener recursos que destinar con fines comunes, una especie de mutualidad que fue promocionada por el Instituto Nacional de Previsión, la antecesora de la actual Seguridad Social. El ayuntamiento cedió el terreno al colegio, el profesor llevaba a los niños a repoblar el coto con árboles, y asignaba una cartilla a cada niño en la cual se consignaban las pequeñas cuotas para el mantenimiento del coto forestal. Los beneficios de la venta de la madera y el arrendamiento para uso ganadero se invertían en mejoras en el colegio y material escolar, aunque como señala Emilio Barea en su libro "Historias y Leyendas de Villaluenga del Rosario" no siempre fue así, también hubo algún profesor que se aprovechó y se quedó con estos beneficios, quedándose los alumnos esperando el material escolar. Aunque en varias ocasiones a lo largo de sus 82 años de historia se talaron los chopos, debido a su fuerte poder de regeneración y al crecimiento rápido de los chopos, estos siguen ahí, dando un toque singular al paisaje e integrándose de forma armoniosa en el conjunto.
  
Coto Escolar Los Chopitos en invierno, 31 de enero de 2010

Coto Escolar Los Chopitos en primavera, 18 de abril de 2009

Coto Escolar Los Chopitos en primavera, 18 de abril de 2009

Coto Escolar Los Chopitos en primavera, 1 de mayo de 2009

Coto Escolar Los Chopitos en primavera, 31 de mayo de 2009

Coto Escolar Los Chopitos en otoño, 11 de Octubre de 2011
Detalle de los chopos, Populus nigra, en invierno, 31 de enero de 2010

Detalle de los chopos, Populus nigra, en primavera, 1 de mayo de 2009
Para saber más:

- Historias y Leyendas de Villaluenga del Rosario (Cádiz), Emilio Barea Sellet
- Sierras de Cádiz: Villaluenga, Ángel Azábal Vázquez, 1997
- Referencias al Coto Forestal de Villaluenga del Rosario en la biblioteca de INGESA:
            - Memoria del Instituto Nacional de Previsión 1933, donde se señala al de Villaluenga como coto ejemplar por haber ingresado en las cartillas dotales de los niños miles de pesetas.
               - Catálogo de la Exposición Aneja a la Asamblea de Mutualidades Escolares, junio 1934. Donde se señala la aportación de paneles fotográficos de las mutualidades escolares.

Añado la siguiente foto de una postal antigua por sugerencia de José Manuel Amarillo por si podría tratarse del cotito escolar de Villaluenga,...
¿Podría ser el Cotito escolar de Villaluenga?

jueves, 20 de octubre de 2011

El Pocito de La Manga

El Pocito de La Manga, 11/10/2011
Todo el que pasa frecuentemente por ese impresionante "paisaje singular" que es La Manga va advirtiendo diversos elementos que llaman la atención del observador: las cuevas en los tajos de la Sierra del Caillo, la roca grande junto a la carretera, el árbol tétrico de película de miedo y las demás encinas centenarias y también, como no, el Pocito de La Manga. Éste es un pozo que se localiza en el término municipal de Benaocaz y que desde la carretera se ve pequeño, pero que una vez te acercas a él compruebas que de pequeño no tiene nada, su muro presenta una altura aproximada de 1,80 m y presenta una boca que permite asomarse a su interior para echar el cubo de zinc con la cuerda y extraer agua para verterla en el abrevadero que hay junto al pozo. El interior del pozo permite ver la disposición de las piedras y la profundidad del mismo que no debe ser superior a 5-6 m, a esto me ayudó el que, debido al prolongado estío veraniego, el 11 de octubre pasado sólo presentaba una escueta lámina de agua de un metro de espesor, que permitía ver perfectamente el  fondo. Los alrededores del conocido como Pocito de La Manga se constituyen como un lugar ideal para hacer fotos de paisaje, las vistas de La Manga desde aquí son magníficas. También en sus cercanías se puede visitar los sumideros de la Manga I y II, aunque yo no los busqué en esta ocasión, estos vienen a ser los desagües naturales por donde se pierde gran parte del agua de escorrentías de este sector occidental de La Manga. También existe en sus cercanías una fosa con los restos de unos paisanos de Grazalema fusilados durante la sublevación militar del 1936. De esto me enteré por pura casualidad al buscar en Google las palabras Pozo, Benaocaz y La Manga. El que quiera ver más información sobre este asunto sólo tiene que pinchar en el siguiente enlace de la página web de Mapa de Fosas de las Víctimas de la Guerra Civil y la Posguerra en Andalucía, estos temas siempre me producen cierta tristeza, me resulta increíble e incomprensible que hace 75 años se matara a gente por su ideología política o por no seguir los dictámenes establecidos a la fuerza por los sublevados. Recuperar la memoria histórica no me parece que sea reabrir heridas, supone honrar a los que perdieron su vida de forma injusta y tener una deferencia a los familiares de los fusilados que aun viven. Yo por mi parte cada vez que pase por La Manga y mire hacia el Pocito, me acordaré de los que a pocos metros yacen enterrados por culpa del odio y la sin razón.

La Manga, 11-10-2011

El Pocito de La Manga, 11-10-2011

El Pocito de La Manga, 11-10-2011


Interior del pozo
 La Sierra del Caillo en las inmediaciones del Pocito, mis hijos rápidamente me indicaron que ahí había un gigante de piedra... 

Espeleotema (sal de moro) de considerable tamaño junto a la carretera, probablemente desprendido de los tajos del Atochar

Encina muerta
Y ya para terminar unas panorámicas de La Manga en octubre (pinchar en ellas para ampliar)...
Vista de la Manga en las proximidades del Mirador del Cintillo 
Vista de la Manga en dirección al Pocito 
Otros Pozos de la Manga:
- El Pozo de los Prados (Pozo Plau)
- El Pozo Albarrán

martes, 18 de octubre de 2011

Cueva Ortega - VR46

En esta entrada voy a poner algunas fotos de la primera incursión que hicimos el pasado 25 de septiembre para buscar la Cueva de la Yedra. Los componentes del grupo eramos Quique, Pepe, Manolo y un servidor, todos novatos en los temas de orientación y senderismo de alturas y espeleológico, así que con sólo las indicaciones que habíamos recogido de las gentes del pueblo y en una mañana bastante calurosa nos pusimos a buscar la VR-15 o Cueva de la Yedra, el resultado fue fallido pero como se suele decir, sarna con gusto no pica, encontramos de casualidad una cueva que resultó ser la Cueva Ortega (VR46) que más que cueva es un abrigo grande que ha venido siendo usado como redil por la gente del lugar. A continuación una selección de fotos realizadas durante la ruta.

Emprendimos la subida a las 9 de la mañana, como la pendiente es elevada en poco tiempo se tienen unas excelentes vistas de Villaluenga y de La Manga... 

Vista de Villaluenga del Rosario antes de llegar a la Cueva Rajá

En las inmediaciones de la Cueva Rajá
Conforme ganamos altura en la ladera de la Sierra del Caillo todo parece más pequeño allá abajo. En la foto se aprecia el pozo Callejón y un grupo de ciclistas que se aproximan al mismo por la carretera
Una buena excusa para recobrar el aliento por la fuerte subida era parar para hacer algunas fotos. Entre las plantas de finales de septiembre muy pocas con flores, Lactuca tenerrrima era una de las pocas...
Lactuca tenerrima (que ya ha salido anteriormente en este blog)

Ameles spallanzania
Continuamos el sendero que sube desde Villaluenga al Navazo Alto, hasta que decidimos salirnos del sendero y comenzar la búsqueda de la Cueva de la Yedra, lo cual como ya he dicho no conseguimos...
Formaciones calizas de lapiaces.

En la zona  de la Sierra del Caillo son muy frecuentes estos hitos  verticales colocados  sobre las rocas, aunque desconozco su función...

La hiedra, hedera helix es en muchas ocasiones un buen indicador de la presencia de simas y cuevas. Este ejemplar está parasitado por Muérdago.

Hay otros hitos verticales que no han sido colocados por el hombre sino por la naturaleza
La Cueva Ortega - VR46

Unos metros más atrás de la hiedra que aparece en la imagen de arriba se encuentra la Cueva Ortega, aunque nosotros creíamos que habíamos encontrado la Cueva de la Yedra...

Cueva Ortega al fondo
Fondo de la Cueva Ortega

 Vista de la entrada a la Cueva Ortega

y otra foto de la entrada a la Cueva Ortega

En el fondo de la Cueva Ortega hay una gran estalactita (que parece amputada) y una gran estalagmita  de al menos 3 metros de altura.

Estalagmita de la Cueva Ortega

Vista de la gran boca de entrada a la Cueva Ortega

Restos de muros de piedra en el interior de la Cueva Ortega que ha sido utilizada como abrigo para el ganado 
 Para saber más:
- Estudio descriptivo de Cavidades Kársticas de la Manga de Villaluenga (Cádiz), Pedroche Fdez, A. y Mendoza López D., 1992.

Mi agradecimiento a Diego Mendoza por su colaboración y asesoramiento...

viernes, 7 de octubre de 2011

Buitres sobre la cima del Bandera o Navazo Alto

 Buitre leonado, Gyps fulvus 
(foto realizada en el momento en que más cerca pasaba sobre nuestras cabezas)


El domingo 25 de septiembre me apunté a hacer una ruta hasta la Cueva de la Yedra, el problema es que ninguno de los que íbamos conocía la ubicación exacta, así que tras dar unas cuantas vueltas al final acabamos encontrando una cueva, pero no la de la Yedra sino una que es llamada como Cueva Ortega, que más que cueva habría que llamar abrigo, ya que no tiene mucha profundidad, pero eso será en otra entrada, el caso es que subiendo el sendero que lleva hasta la cima del Navazo Alto o Bandera pasaron muy cerca de nuestras cabezas algunos ejemplares de buitre, Gyps fulvus, ver estas aves posadas en el terreno o en un zoo es una cosa y verlas volando a pocos metros de distancia es otra cosa muy, pero que muy distinta, la majestuosidad de su vuelo y su envergadura las hace únicas.

Buitre leonado, Gyps fulvus (25/09/11)

Grupo de buitres cicleando sobre la ladera Sur del Bandera

jueves, 6 de octubre de 2011

Jornada en Villaluenga sobre el Voluntariado en el Parque Natural y Primera Ruta Transhumante en Benaocaz

El Parque Natural ha organizado para el 18 de octubre una Jornada sobre el Voluntariado, tendrá lugar en el centro de tecnificación deportiva y espeleológica de Villaluenga entre las 17:00 y las 21:00 h. 

Por otra parte el sábado 29 de octubre, tendrá lugar la I Ruta Transhumante de Benaocaz, desde el Cintillo hasta el nucleo urbano de Benaocaz.

miércoles, 5 de octubre de 2011

El cielo oscuro de la Sierra de Cádiz

Los Llanos del Campo cerca de Benamahoma, uno de los puntos más oscuros de la provincia, es desde donde Jesús Manuel Vargas Ruiz y Maritxu Poyal Viudez, dos aficionados a la astrofotografía, suelen hacer fotografías a los astros en noches sin luna. Su paciencia y dedicación a esta rara afición ha tenido una recompensa merecida, el 13 de septiembre una de sus fotos ha sido premiada por la NASA como foto astronómica del día (APOD), la foto de la Nebulosa de Orión es simplemente espectacular. Desde aquí os invito a que visitéis su web Astrogades y echéis un vistazo a las impresionantes fotos de nuestro universo.
Nebulosa de Orión.  Fotografía premiada por la NASA APOD 13-09-2011. Jesús Manuel Vargas y Maritxu Poyal.

lunes, 3 de octubre de 2011

Pezotettix giornae

Pezotettix giornae es una especie de pequeños saltamontes que presenta un gran polimorfismo. Todas las fotos las hice hace un mes (los días 3 y 4 de septiembre) en Las Covezuelas. La verdad es que es increíble la cantidad de saltamontes que hay camuflados en el pasto seco y que no paran de saltar al caminar por el campo en verano. Gracias a Faluke por la ayuda.