La Manga

La Manga

lunes, 25 de junio de 2012

Puente sobre el Arroyo Pajaruco


Al poco de internarnos en el sendero del Ojo del Moro, se pasa por un viejo puente de piedra que cruza el arroyo Pajaruco en Benaocaz. No he conseguido mucha información sobre este puente de piedra, aunque supongo tendrá un origen medieval cuando menos. En cierto modo me recuerda a otros puentes como el de Villaluenga sobre el arroyo Albarrán o el de las Veguetas de Grazalema, pero en este caso, además de ser más grande, no tiene los frentes formados por ladrillos "árabes" sino por grandes piedras. Las fotos son del pasado día 10 de junio y debido a que hacía un buen día de calor y que el sol estaba ya muy alto, las imágenes tienen una luz muy dura, con fuertes contrastes de sol y sombra.

Puente sobre el arroyo Pajaruco desde la margen izquierda

Puente sobre el arroyo Pajaruco desde la margen izquierda

Aspecto del tablero del puente desde la margen izquierda.

Puente sobre el arroyo Pajaruco desde la margen derecha

Puente sobre el arroyo Pajaruco desde la margen derecha

Foto realizada desde el mismo sitio que la anterior pero sacando el peñón del Ojo del Moro al fondo

Desde la margen derecha pero aguas abajo...

...y desde el cauce seco del arroyo Pajaruco con mis hijos en lo alto del puente

Hay otro puente de piedra aguas arriba del arroyo Pajaruco por el que hay que pasar para hacer el sendero al Salto del Cabrero, al que le tendré que hacer su correspondiente visita.

viernes, 15 de junio de 2012

Nacimiento del Castril

En el Proyecto Conoce Tus Fuentes hasta no hace mucho había una ficha de un nacimiento, el Nacimiento del Castril en Benaocaz que presentaba una escueta descripción y carecía de fotos, así que tenía ganas de ir a visitarlo para verlo en persona y hacer unas fotos, el caso es que este nacimiento ha sido incluido en un proyecto denominado Ruta de las Fuentes, promovido por Diputación de Cádiz, Consejería de Medio Ambiente  y Ayuntamiento de Benaocaz. Esta ruta de las Fuentes incluye al Nacimiento del Castril, Fuente de las Piletas, Fuente de Leonor y Fuente del Tejar, en cada una de las fuentes se han realizado una serie de actuaciones para adecentarlas, incluyendo en algún caso reformas un poco radicales, se han puesto carteles, papeleras, bancos de madera, etc.... El caso es que este domingo pasado fui a conocer el Nacimiento del Castril. Al parecer de este nacimiento se nutrían de agua los antiguos romanos de Ocurri mediante un acueducto del que apenas quedan algunos restos en la Sierra de los Paredones. Curiosamente en la base de datos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico se señala que hasta hace una veintena de años se podía seguir su trazado y que hay noticias del hallazgo de tuberías de plomo, en cambio en la cartelería del Nacimiento del Castril se señala que las tuberías halladas eran de cobre. Lo cierto es que, si bien no conocí el aspecto que presentaba anteriormente este nacimiento, por lo que pude ver el pasado domingo, se ha producido una profunda reforma del mismo, el entorno es una maravilla y el paseo hasta el mismo ideal para pasar una agradable tarde primaveral. Para llegar al nacimiento no hay pérdida posible, hay que acceder por el carril que conduce a los Chozos y al inicio de la ruta del Ojo del Moro, al poco veremos el cartel de la Ruta de las Fuentes y poco después una indicación en madera nos indica que debemos desviarnos a la derecha para dirigirnos a "El Castril".

Aspecto del nuevo cartel colocado al comienzo del Carril que conduce al Sendero Ojo del Moro

Detalle del cartel

El paisaje

El paisaje del que se puede disfrutar nada más empezar este pequeño paseo es magnífico, en la siguiente imagen el valle formado por el arroyo Pajaruco por el que discurre el sendero del Ojo del Moro, Sierra Alta a la izquierda y la mole caliza del ¿Pajaruco? a la derecha.



La Flora

Nada más comenzar el paseo me encuentro con esta flor de Papaver somniferum rodeada de sus primas las amapolas, Papaver rhoeas.

 Papaver somniferum 
Convolvulus sp

Malva hispanica

Galactites tomentosa

La Fauna
Ahogada en el Nacimiento del Castril, esta gran libélula tigre, Cordulegaster boltonii  

Proctenius sp
Y en un abrevadero que hay de camino al Nacimiento del Castril pude fotografiar estos hemípteros de la familia Notonectidae (Nadadores de espalda).

Notonectidae

Notonectidae
El Nacimiento del Castril

A medio camino hacia el Nacimiento del Castril nos encontramos con este abrevadero que debe de estar relacionado con la Fuente de las Piletas y con otros abrevaderos cercanos en la misma ladera. 

El mismo abrevadero pero visto desde atrás, con Sierra Alta al fondo

Y este es el aspecto general que presenta el Nacimiento del Castril

Nacimiento del Castril, esta alberca central fue antaño usada como lavadero por las gentes de Benaocaz, hoy en día está ocupada por plantas acuáticas.

Chorrito de agua que cae de la fuente principal

Aspecto cristalino del agua del Nacimiento

Como se puede apreciar, desde la base de la ladera llegan aguas por diferentes puntos a la alberca central

Cartel informativo

Entrada de agua lateral

En un pradito junto al nacimiento, un banco de madera ha quedado un poco aislado del resto
Detalle de las plantas acuáticas del fondo de la alberca central indicadora de la pureza de  estas aguas.

sábado, 9 de junio de 2012

Flora en la subida a la Sima de Cacao

La primavera ya está en su recta final y huele a verano, así que antes de que se acabe esta estación me gustaría mostrar algunas de las especies que se pueden ver por Villaluenga, donde para los que le gustan las plantas y flores, y la naturaleza en general, el entorno en el mes de mayo es espectacular. En esta entrada voy a poner unas cuantas fotos que he realizado en esta primavera de 2012, en concreto las hice el pasado 26 de mayo en una pequeña ruta hasta la Sima de Cacao, algunas ya habrán salido antes en este blog y otras las pongo por primera vez. El recorrido hasta la Sima es todo cuesta arriba desde el pueblo, para llegar hay que pasar junto a la Cueva Rajá y antes de subir por el embudo que conduce al Navazo Alto, hay que girar a la derecha y pasar por una angarilla y seguir un sendero poco marcado por encima de la citada cueva, por el que también se llega al Pozo Laguneta para poco después, siempre en ascenso y en dirección NE hacia las únicas encinas que hay por la zona, toparnos con la Sima de Cacao, la cual merece una o dos entradas para ella sóla, así que más adelante cuando saque tiempo y reúna material (de amigos espeleólogos) le dedicaré el espacio que le corresponde. En esta entrada me voy a centrar, como he comentado anteriormente, en la flora, espero que os gusten las fotos...

Empezamos la subida desde la plaza de toros (873 msnm) y al poco lo que mas llama la atención es la cantidad de matagallos en flor que hay....
Matagallo, Phlomis purpurea
Muy cerca de la Cueva Rajá (983 msnm) nos encontramos con unas cuantas, de esta preciosidad...
Anacamptis pyramidalis, una de mis orquídeas preferidas
Y también cerca de estas...
Verbascum giganteum

Orobanche sp, una planta parásita, que en este caso se abre paso entre hojas de Marrubio, Marrubium vulgare

Seguimos para arriba y, debido al fuerte desnivel, una buena excusa para parar y recobrar el aire es hacer fotos de amapolas, en este caso la especie Papaver dubium, una amapola un poco más pequeña y de un tono más anaranjado (o menos rojo) que la más común Papaver rhoeas. Por desgracia no me encontré a la amapola de grazalema en esta ocasión.

Papaver dubium

Papaver dubium

Papaver dubium
Y seguimos ascendiendo, una vez pasada la angarilla que está sobre la Cueva Rajá ya pasamos los 1000 m de altura y aquí me encuentro con estas amigas... bueno, mejor dicho hermanas. Unas flores muy fotogénicas con su cáliz estrellado.
Tragopogon porrifolius

Tragopogon hybridus
Y seguimos ascendiendo hasta el acceso a la Sima de Cacao y por el camino nos encontramos también a todas las siguientes:

Tolpis barbata
Con las jaboneras del género Silene me pierdo, así que si alguien se atreve a ponerle apellidos a la siguiente que me mande un mail o un comentario.
Silene sp.

Nigella damascena

Thapsia villosa
 Y otra de las especies más elegantes, el gladiolo silvestre...

Gladiolus illyricus

Gladiolus illyricus
Y por último me despido con la última especie, que fotografié en un paraje que merece la pena visitar, un torcal que hay junto al acceso a la Sima de Cacao (pero eso será en otra entrada que ya es muy tarde).
Stachys circinata