La Manga

La Manga

miércoles, 31 de agosto de 2016

Piedras que caen

Vivir bajo tajos calizos tiene sus riesgos, tarde o temprano la fuerza de la gravedad hace su trabajo y se producen desprendimientos de rocas, en pueblos como Villaluenga, Benaocaz o Ubrique saben bien del tema, si se les pregunta a los mayores e incluso a los no tan mayores de estos pueblos, todos conocen algún caso de piedras desprendidas de la montaña que han llegado a los bordes del pueblo, normalmente sólo llegan a producir daños materiales, algún corral derruido, árboles arrancados,...pero otras veces, como ocurrió hace 90 años en la madrugada del 31 de agosto de 1926 se llegan a producir desperfectos considerables como casas y chozas sepultadas. Por suerte en aquella ocasión no se produjeron víctimas y el pueblo lo conmemora desde entonces sacando en procesión a la Virgen del Rosario a las 4 de la madrugada, esta es la conocida como Procesión de las Piedras. También en Benaocaz hubo un importante desprendimiento en 2009 que dejó desperfectos. En otras ocasiones si se han producido víctimas mortales, como en 1968 en Villaluenga donde una mujer falleció por el desprendimiento de una piedra, o en 2007 cuando una piedra pasó por encima de un joven en Benaocaz, otro accidente dejó herido a un pastor en Benaocaz en 2008 y así cada vecino podría enumerar un buen puñado de casos. Yo como visitante asiduo de esta zona de la sierra también me he topado en alguna ocasión con desprendimientos de piedras, pongo por ejemplo el caso de una piedra caída sobre la carretera en la zona cercana a Piedra Parda el 23 de noviembre de 2013, los coches que bajaban desde Benaocaz me hacían señales con las luces, al tomar la última curva pude saber el motivo, una gran piedra ocupaba parte de la calzada, paré el coche cerca de Piedra Parda y cogí la cámara de fotos, cuando llegué acababan de llegar los bomberos de Ubrique que se disponían a quitarla, otra vez me topé con otra piedra, algo más pequeña, caída sobre el camino de la Glorieta en Villaluenga y que pude fotografiar el 2 de febrero de 2014.

23 noviembre de 2013, carretera A-374 cerca de Piedra Parda








 2 de febrero de 2014, Camino de la Glorieta