La Manga

La Manga

domingo, 14 de diciembre de 2014

Llanos de Líbar (Paisaje y Prehistoria)

Los Llanos de Líbar no son sino un gran polje, una gran depresión por hundimiento del suelo en terreno calizo, delimitado por la Sierra de Líbar de Villaluenga del Rosario en sus límites Norte- Oeste y por las Sierras de Juan Diego, del Palo y Blanquilla en su sector Sur-Este. Tiene la particularidad de que en estos llanos convergen los límites de cuatro términos municipales: Villaluenga del Rosario, único de la provincia de Cádiz, y tres términos municipales de la provincia de Málaga: Cortes de la Frontera, Montejaque y Benoján. En este otoño he tenido la suerte de recorrer por dos veces estos Llanos de Líbar desde el sendero que llega desde el Puerto del Correo hasta el Refugio del Cortijo de Líbar, ya que en una ocasión visitamos el Tunio y en la otra ascendimos a la máxima cota, 1.400 m, de la Sierra del Palo. El 22 de noviembre el día era plomizo y gris, el 7 de diciembre en cambio el día estaba despejado y con aire frío, eso me ha permitido disfrutar del paisaje de los Llanos de Líbar con distintas luces y matices con una diferencia de quince días.

He leído en distintos sitios que en los Llanos de Líbar hay restos de dólmenes, pero a pesar de que he querido indagar al respecto, no he encontrado mucha información, así que al cruzar los Llanos de Líbar me dispuse a estar atento para ver si advertía sobre el terreno cualquier manifestación megalítica que pudiera recordar un dolmen prehistórico.

A continuación muestro algunas fotos del paisaje de los Llanos de Líbar así como de las únicas pistas que encontré de posibles dólmenes.

El Paisaje

Arroyo de agua que nace en la Fuente de Líbar, se aprecian alineaciones de piedras que delimitan este arroyo. (22/11/2014). 

Sierra del Palo al fondo y meandro del arroyo que nace en la Fuente de Líbar. (22/11/2014).

La fuente de Líbar forma algunas lagunas y encharcamientos temporales como el de la foto (22/11/2014).

Charca próxima a la Fuente de Líbar (22/11/2104).

Conforme nos dirigimos al Cortijo de Líbar afloran estratos calizos. (22/11/2014).

Uno de los muchos meandros del arroyo que nace en la Fuente de Líbar, (22/11/2014).

Llanos de Líbar el pasado 7 de diciembre de 2014.

Arroyo que nace en la Fuente de Líbar, (7/12/2014).

El mismo meandro del arroyo que en la foto de arriba pero 15 días después con condiciones de luz totalmente distintas.

Fuente de Líbar (7/12/2014)


Prehistoria

En mi recorrido por los Llanos de Líbar, muestro a continuación los únicos vestigios que encontré que pudieran corresponder a restos prehistóricos: algunos ortostatos dispersos, alineaciones y poco más, desconozco si he acertado o no con las sospechas,... Cercano al Cortijo de Líbar y al carril de acceso al mismo se localizan varias piedras próximas de gran tamaño con forma similar a la de ortostatos que he visto en otros dólmenes.

Posible ortostato de dolmen cercano al cortijo de Líbar, sus lados angulosos hacen sospechar que fue trabajado.

Otro posible ortostato...

Y otro más...

Vista del conjunto de posibles ortostatos, da la impresión que son piezas de un dolmen que ha sido desmantelado. (7/12/2014).

y aquí vista del conjunto desde otro ángulo...

El muro de piedras más cercanos también parece contar con algunos posibles ortostatos. 
Fuera ya del conjunto anterior, dentro de los Llanos de Líbar se pueden distinguir algunas alineaciones de piedras, muchas podrían ser simples límites de caminos o delimitadores de antiguos cauces, como la alineación de la siguiente imagen...
Alineación de piedras en el prado de los Llanos de Líbar.
Otras alineaciones de piedras más grandes, como las de la siguiente imagen que se encuentran próximas al comienzo de de la subida al Puerto del Correo si recuerdan, en cierto modo, a ortostatos, (aunque igualmente podrían no tener un origen artificial, tendría que ser estudiado por los expertos para salir de dudas).

Alineación de piedras en los Llanos de Líbar (7/12/2014)

Puedes ver otras fotos de estas jornadas en el blog Sotosendero del amigo Carlos Soto:

También pongo enlaces a las fichas de las fuentes existentes en los Llanos de Líbar del proyecto Conoce Tus Fuentes:

viernes, 12 de diciembre de 2014

Cañagrande (Grazalema)



Entre la carretera de Villaluenga a Grazalema, en la zona de Campobuche, a cualquier viandante que tenga algo de sensibilidad al paisaje y a la naturaleza que le rodea, le habrá llamado la atención  la presencia de las ruinas de un antiguo caserón que se nos antoja señorial, un bonito pozo cercano a la carretera, así como la presencia de un bosquete de olmos, árbol no muy habitual por la zona, que da un toque de nostalgia a la parcela cuando pierden las hojas en otoño. Cada vez que pasaba por allí me decía que tenía que parar para ver el pozo, pues bien, el pasado mes de noviembre paré un momento el coche junto a la cancela de entrada que, para mi sorpresa, estaba cerrada con candado, así que siguiendo el margen de la carretera me acerqué a la zona más cercana al pozo e hice algunas fotos...

Pozo de Cañagrande y ruinas del antiguo caserón (23/11/2014). Casi todos los árboles que rodean al pozo son olmos, muchos de ellos definitivamente secos

A la vuelta al coche me llamó algo la atención, entre los árboles se distingue la cúpula abovedada de una pequeña alcubilla, que me recuerda en cierto modo a las alcubillas de la Mina en Villaluenga y mucho más al pozo-alcubilla de "Cañá" Rota. Así que inmediatamente se me encendieron las alarmas, el pozo de Cañagrande puede ser otro pozo manante como muchos de los existentes en las cercanías y la alcubilla podría ser un registro de una conducción que llevase el agua a la casa, había que investigar..., la tarde se echaba y comenzó a llover así que lo dejé para otra ocasión.

Alcubilla entre los árboles, foto realizada desde la carretera (23/11/2014)

El pasado fin de semana, me acerqué otra vez a Cañagrande para ver si podía acercarme al pozo y a la alcubilla para hacer algunas fotos, esta vez tuvimos suerte y pudimos entrar, me acompañaba en esta ocasión el amigo Pepe Sánchez, pero las sorpresas no acabaron al ver la alcubilla, que no resultó ser registro de conducción, sino una fuente con todas sus letras, había más..., la primera alcubilla es una fuente circular abovedada, presenta una amplia boca, y de sus laterales salen sendos muretes bajos conformando una especie de bancada donde sentarse y descansar.
Fuente-alcubilla de Cañagrande (6/12/2014)

Nivel del agua de la alcubilla

En esta imagen se aprecian las bancadas de piedra que convergen en la alcubilla, así como el aspecto de abandono que presenta el entorno invadido por zarzas.

Vista lateral

Comparación entre la alcubilla de Cañagrande y la de Caña Rota
Analizando la foto anterior se aprecia el parecido de la Alcubilla de Cañagrande con la de Cañá Rota en Villaluenga, a mi se me ocurre pensar que el constructor de una y otra pudo ser el mismo.

Pero como decía antes, aquí no acabó todo, muy cerca de la alcubilla circular se localiza otra, pero de planta rectangular con techo abovedado y puerta abierta, en ella se aprecia también el nacimiento de agua.
Alcubilla rectangular con techo abovedado.

Vista un poco más lateral de la alcubilla
Pero aun hay más, junto al pozo existe otra alcubilla circular, pero en este caso se encuentra derruida, con su interior cegado por piedras. 

Alcubilla junto al pozo

Viendo tantas alcubillas en tan poco espacio llegué a pensar que esta última podría tratarse de una especie de registro de alguna conducción que llevase el agua a la casa que se encuentra más abajo, pero yo al menos no vi ninguna más, así que lo más seguro es que tanto pozo como las tres alcubillas situadas en sus cercanías no cumplen otra función más que la de aprovechar el nacimiento de agua que se produce en esta zona.

Por último, hice unas cuantas fotos del pozo, el cual presenta detalles que lo diferencian de otros. El nivel del agua en superficie, lo que lo señala como pozo manante. El brocal con una barandilla de forja en su boca. El abrevadero junto al pozo no es de los labrados en roca sino construido con piedra y enlucido con argamasa en su interior y exterior. Además este pozo presenta dos pilares realizados en ladrillo pequeño que sostendrían una viga de madera donde se situaría la polea.



Detalle de la barandilla de hierro, también se aprecia el nivel del agua casi a punto de rebosar.





He creado una ficha de esta fuente en el proyecto Conoce tus Fuentes. Fuente y pozo de Cañagrande.

Por último y ya para terminar, alguna notas respecto a la casa de Cañagrande, en mapas antiguos se señala la presencia de una bodega en esta propiedad, lo cual también aparece en alguna referencia. Sea lo que sea, se percibe que esta finca vivió una época de esplendor hace ya muchos años, donde se plantaron muchos árboles variados y en la que tuvo que haber bellos jardines y se cuidaron de forma coqueta sus fuentes y pozo.




Las fotos anteriores son de diciembre de 2014, hace 32 años, en 1982 todavía se podían distinguir las paredes encaladas del caserío de Cañagrande en una imagen invernal después de una nevada, mi agradecimiento a Fernando Oliva por compartir esta foto.