La Manga

La Manga

domingo, 30 de marzo de 2014

Poda radical del Olmo de la Albarrá


El 1 de marzo hice la foto  anterior del olmo de la Albarrá, el árbol está sin hojas como corresponde a su fase invernal y sus ramas pequeñas se preparaban para una incipiente floración. Por distintos compromisos llevo desde esa fecha sin ir por Villaluenga, pero mi amigo Pepe Sánchez me mandó la siguiente foto el pasado 16 de marzo...

Como se puede ver le han dado un fuerte podado, excesivo para mi gusto, estas podas tan radicales suponen un estrés para los árboles brutal, el que quiera puede ampliar la información sobre las podas excepcionales de desmochado y terciado en el siguiente enlace, en resumidas cuentas se desaconseja esta práctica, siendo más recomendable realizar podas de mantenimiento. Quiero recordar que este olmo, junto con el resto de olmos de Villaluenga del Rosario tuvo hace casi tres años una fuerte plaga de galeruca del olmo y que tras los tratamientos oportunos se recuperaron bastante bien. El caso es que alguien ha tomado la decisión de aplicar podas de desmoche en gran parte de los árboles de Villaluenga, y el olmo de la Albarrá tampoco ha sido una excepción, aunque en comparación con otros árboles de Villaluenga que este invierno han quedado totalmente amputados y desmochados en la parte alta del tronco, con el olmo de la Albarrá se puede decir que los jardineros han sido hasta generosos.

Los olmos en España están en franca regresión, ayer asistí a una conferencia del Dr. Luis Alfonso Gil, Catedrático de la Escuela Técnica de Ingenieros de Montes, quien recalcó en su magistral charla la importancia de los olmos como árbol amigo y ligado siempre al medio rural español, durante siglos nos han dado buena sombra, ramón para el ganado e incluso soporte para vides, por desgracia la virulencia de la Grafiosis ha hecho desaparecer grandes olmedas y ejemplares centenarios diezmando las poblaciones de olmos, así las cosas, creo que no debemos ponérselo más difícil a ejemplares centenarios como el olmo de la Albarrá, auténtico árbol singular de Villaluenga .

Más entradas sobre el olmo de la Albarrá:
- Naturaleza Sitios y Gentes, incluye una imagen del año 1976.

Y sobre otros olmos:


viernes, 28 de marzo de 2014

Calera de las Viñas

Las caleras son los antiguos hornos donde se calcinaba la piedra caliza para obtener óxido de calcio, esto es, se obtenía la cal que ha servido durante siglos para encalar los pueblos blancos de nuestra geografía. En la zona las caleras suelen tener forma de pozo escavado rodeado de piedra, la parte del muro de piedra que se levanta sobre el terreno se rodea de tierra alrededor formando especies de montículos con una especie de pozo en su interior, asemejándose a pequeños volcanes. En Villaluenga existen varias caleras de este tipo en la zona de las Covezuelas. También hay otra pero sin muros que sobresalgan del terreno un poco más arriba del depósito que hay junto al camino Peralta. La calera que muestro a continuación es una calera que encontré por casualidad dando un paseo cerca del camino que sube al Puerto de las Viñas, poco después de la casa del Guarda, a la derecha se accede a un pequeño llanito junto al que se encuentra esta calera de notables dimensiones, lo primero que me llamó la atención de ella es el amplio ancho muro perimetral que circunda el pozo, de más de dos metros de ancho, también llama la atención lo bien dispuestas que están las piedras de su muro exterior, siendo estas más pequeñas que las piedras que conforman el muro interno. 

Aspecto de la calera desde su parte trasera

Entrada o puerta de la calera

Vista del interior y parte de su ancho muro

Como se puede ver han crecido algunos arbolillos (aladiernos) y encinas en su interior 

Otro detalle de la puerta de la calera



Detalle del ancho muro que rodea a la calera

Vista lateral de la puerta, unas encinas crecen junto a su muro

Desde cierta distancia la calera se camufla perfectamente en el paisaje. En el llano frente a la calera se forma una charca tras las lluvias
Todas las fotos realizadas el día 2 de marzo de 2014.

lunes, 24 de marzo de 2014

La Bodega

Ya antes he hablado en el blog sobre el pasado que tuvo Villaluenga del Rosario ligado al cultivo de la Vid, la plaga de la filoxera acabó con estos cultivos allá por el año 1893, pero aun quedan antiguas bodegas como las de la Sierra de las Viñas (también en la toponimia perdura el pasado), restos de otras como la Bodega del Puerto y, muy deteriorada pero recuperable la Bodega, como así la conoció siempre sus actuales propietarios, la familia Barea del Valle. Es intención de Berna Barea proceder a restaurar este caserío si consigue los fondos necesarios para acometer la obra, y es que viendo el sitio en que se encuentra, auténtico mirador con vistas a La Manga, al pueblo y a la Sierra del Caillo, uno se da cuenta que es un lugar privilegiado rodeado de naturaleza y de belleza, donde el agua brota por todas partes, por lo que sería una pena que el abandono y la ruina acaben con esta bodega, auténtico exponente de arquitectura tradicional. En lo que va de año me he acercado al sitio en un par de ocasiones, el 2 y el 22 de febrero. en la segunda ocasión también visité la Piedra de los Pilones que se encuentra un poco más arriba en la ladera de Piedra Alta. Es curioso como en la cartografía oficial esta bodega aparece con el nombre de Los Villares, sin embargo puede que se deba a un error de traslocación, ya que en planos antiguos, el cortijo de Los Villares aparece al otro lado de Piedra Alta, cerca de la Huertecilla.


Camino principal de acceso a La Bodega



La Bodega, 22 de febrero de 2014

La Bodega, 2 de febrero de 2014



Visitando los alrededores de La Bodega

La Bodega y Villaluenga al fondo

A continuación algunos detalles:

Puerta y fachada principal

Hueco en la pared para amarrar las bestias

Detalle de una de las ventanas de la fachada principal

Detalle de una ventana de la pared trasera (parte superior)

Detalle de una ventana de la pared trasera

Piedra redonda, antiguo contrapeso del antiguo lagar

Entre piedras desprendidas del muro perimetral, otro contrapeso del lagar

Precioso ejemplar de acebuche existente junto a la Bodega
Mi agradecimiento a Berna Barea por la información aportada y su amabilidad y mis deseos de que obtenga las subvenciones y los fondos necesarios para acometer la restauración de esta singular bodega.

viernes, 14 de marzo de 2014

Paseo invernal en Villaluenga

Ya huele a primavera, la naturaleza despierta y las horas de sol aumentan, pero oficialmente seguimos en invierno, invierno como el del primer fin de semana de marzo, el día 1 de marzo estuvo todo el día lloviendo y con viento frío, así que el Puente de Andalucía se celebró en las localidades de la Sierra de Cádiz al calor de las chimeneas. 

El día 2, en la primera escampada salí con mi hijo a dar una vuelta por el Puente romano..., el arroyo Albarrán cargado de agua, las nubes bajas pegadas a las montañas y casi rozando el pueblo, de vez en cuando caía una tenue llovizna, todo empapado y frescor en el ambiente..., paisaje invernal triste y bello.










El Puente romano ya ha salido antes en este blog, aquí os dejo los enlaces:
- Puente romano en enero de 2011
- Arroyo tras las lluvias, noviembre 2012
- En enero de 2011. Lirios sobre el puente
- En enero de 2010, Arroyo Albarrán
- En octubre 2008, Puente Romano sin agua