La Manga

La Manga

sábado, 25 de febrero de 2012

Bañeras y Somieres en el monte - Bañeras en Villaluenga

Somieres y bañeras junto al aljibe de Agua Nueva (27/12/2009)
Paseando por los senderos, campos y montes de cualquiera de los pueblos blancos de la Sierra de Cádiz, rara es la vez que uno esté más de media hora andando sin encontrarse una bañera o un somier, estos objetos de uso claramente doméstico son reutilizados en el ámbito rural, bien como abrevaderos para el ganado, caso de las bañeras, o bien como puertas o valla de linde, en el caso de los somieres, aunque como mostraré más adelante, los usos y aplicaciones de estos objetos son más diversos. Por más frecuente que se hace su presencia en los campos no puedo negar que a mi me causa rechazo, ya que colocar una bañera o un somier en medio de un prado es poner en el medio natural un elemento que desentona con el entorno y contamina el paisaje.

A continuación hago una lista de los perjuicios que generan las bañeras en la naturaleza:

- Contaminación visual. Incidencia en el paisaje natural.
- Generación de residuos al final de la vida útil, muchas bañeras son abandonadas en el campo cuando ya no sirven para almacenar agua y abrevar al ganado debido a que están muy viejas y rotas.
- Ahogamiento de pequeños mamíferos y reptiles. Es frecuente encontrarse en las bañeras pequeños animales como ratones de campo y lagartijas, ahogados en el fondo de la bañera,  ya que la superficie resbaladiza de la bañera se convierte en trampa mortal. Bastaría con dejar un palo o una rama introducida en la bañera para solucionar esto. 

La proliferación de bañeras en los campos se debe a las ventajas que representa para el ganadero, son  de bajo coste, fácilmente transportables de un lado a otro, y, con los medios actuales y el uso extendido de las gomas de polietileno, se puede llevar el agua al ganado y no al revés como se hacía antiguamente. Puedo entender estas ventajas pero no me acostumbro a ver las bañeras en el campo.

Ovejas bebiendo en pleno verano en bañeras cercanas a la colada de la Plaza de Toros al Puerto de las Viñas (2/08/2009) 

Bañeras vecinas de la bañera de la foto anterior  (2/08/2009)  
Bañera junto al aljibe de Agua Nueva (27/12/2009)

Bañera junto al camino de las Glorietas (14/03/2010)

Frigoríficos cerca de la ermita del Calvario de Benaocaz. Ni idea del uso que le da el dueño (21/11/2009), pero el resultado es mucho peor que las bañeras
 
Bañeras en Los Prados de La Manga. Llego a contar 11 bañeras. (27/12/2009)

Bañera junto al aljibe de Agua Nueva (27/12/2009)

Las bañeras no sólo sirven para dar de beber, también sirven de pesebre (31/01/2010) ...

...o de macetohuerto para cebollas. Contra esto no tengo nada que objetar cada uno hace en su casa lo que quiere y esta me parece muy buena idea (27/02/2010).

Y bañeras subiendo al Chaparral (1/03/2010)...


...y cerca de la plaza de toros (20/03/2010)...

otra vista de las mismas bañeras. En ellas pude fotografiar lagartijas y ratones ahogados 

En la próxima entrega... una de somieres y el síndrome de Diógenes en el medio rural.


viernes, 10 de febrero de 2012

Aljibe de la Magdalena

El aljibe de la Magdalena o "Laljibe Jonda" es un aljibe que se encuentra entre el Saltillo y el Atochar, se encuentra en el término municipal de Benaocaz. Lo visité el año pasado en la ruta que hice con Manuel Limón por las sierras del Chaparral, Saltillo y Atochar. A cualquiera que visite este aljibe y le guste el patrimonio cultural que tenemos en nuestra zona no le pasará por alto este aljibe, verdadera obra maestra de la arquitectura tradicional relacionada con la captación de agua, El aljibe de la Magdalena es un aljibe muy coqueto, de planta circular y techo con tejas a cuatro aguas y un amplio frontal también tejado donde se localiza el brocal, en un lateral de este porche hay una pequeña pila donde se vierte el agua que es conducida a los tres pilones en línea del abrevadero, otro orificio más bajo permite conducir el agua a un canal bajo perimetral que permitiría que puedan abrevar animales más pequeños como cabras y ovejas.

Aljibe de la Magdalena 

Vista delantera y de uno de los lados del aljibe, se aprecia el brocal y los tres pilones

Otra vista de la parte frontolateral

Vista frontal
Seguimos dando la vuelta al aljibe, vista del otro lado

Vista lateral del aljibe de la Magdalena, al fondo el Saltillo

Vista trasera del aljibe, se aprecia en los muros restos del enlucido que antaño estaría encalado

Detalle lateral del frontal del aljibe
Pilita que lleva el agua al abrevadero

Empedrado existente alrededor del abrevadero y canal perimetral en la base para permitir abrevar a las cabras y ovejas

Canalón que vierte el agua desde la pilita al abrevadero

Los pilones están conectados por un orificio en su base

Detalle de uno de los orificios de entrada de agua al aljibe con una rejilla metálica para impedir que caigan restos vegetales,  animales o piedras al interior del aljibe.

En un lateral el aljibe presenta una brecha bastante grande, el techo y parte del muro se han desmoronado

Otro detalle del techo, con la zona de la brecha en primer término.
Una cosa que me llama la atención es el extendido uso en la zona de la palabra aljibe en femenino y la deformación que se ha producido desde aljibe a  "la aljibe" y "laljibe" o "lajibe". El nombre de la Magdalena se debe a que este aljibe se localiza junto al paso de La Magdalena, aunque parece ser que su nombre sería Aljibe Jonda.

Este aljibe necesita reparación urgente, es una pena verlo así en estado de abandono. No sé si se habrá ya restaurado también como ocurrió con los aljibes del Chaparral con posterioridad a nuestra visita. Este aljibe tiene que ser bastante antiguo y constituye una manifestación de la cultura del "agua" en la zona y se debe de proteger, así para empezar debería de figurar en la base de datos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

domingo, 5 de febrero de 2012

Cuevas de La Manga en enero

La Manga y el peñón del Frailuco, 2 de enero de 2012

El 2 de enero me acerqué con la familia a visitar las cuevas de La Manga, mis hijos querían que les enseñara alguna cueva, así que los llevé a ver algunas. El día amaneció nublado y con una llovizna fina intermitente que casi nos hace pensar en dejarlo para otro día, pero al final decidimos tirar para adelante, aunque extremando la precaución ya que algunos tramos del sendero estaban muy resbaladizos con la lluvia.

Una banda de nubes bajas cubre las cimas de las cumbres que orlan La Manga

La cueva VR7

La Manga con un techo de nubes, 2/01/2012

Nos acercamos a la Cueva de las Palomas (VR8) 

Detalle de los horrendos grafitis existentes en la pared de la Cueva de Las Palomas, gracias  a ellos todos los que amamos la naturaleza nos "acordamos" de "er Guille" tampoco el siglado VR8 o B8 tendrían que haberse puesto con ese tamaño
 Tras la Cueva de Las Palomas visitamos el VR31 que se encuentra entre ésta y la Cueva del Frailuco...

Raúl  va abriendo camino y se aproxima al peñón del Frailuco

Esta planta rupícola, creo que es el endemismo andaluz Silene andryalifolia, la fotografié a la entrada de la Cueva del Frailuco (VR10)
A pesar de que en la cueva del Frailuco, la luz que entra por la entrada llega hasta las paredes del fondo, a mi hijo Raúl de 5 años le daba un poco de miedo y no veía el momento de que saliéramos, a Sara en cambio le encantó...  
Entrada de la Cueva del Frailuco (VR10)

Grafiti que había detrás de una gran roca, "1969".

Y nos disponemos a regresar. 

Otra vista de La Manga en pleno invierno

Un buitre pasa a poca distancia de nosotros, mis hijos alucinan...

Ya de vuelta y casi llegando al pueblo me llamó la atención este prado repleto de lirios, Iris planifolia
Fue una buena jornada en familia por La Manga de Villaluenga...

VR31 - Abrigo B9

Entre la cueva de Las Palomas y la del Frailuco se encuentra un pequeño abrigo que aparece siglado como VR19, pero que al parecer se trata del VR31 o abrigo B9, que tiene un desarrollo de 12 m, al principio hay altura para entrar de pie, pero la altura va descendiendo rápidamente hasta llegar a 80 cm, existiendo restos de piedra de lo que antaño pudo ser un muro.

Detalle del interior del abrigo VR31

Detalle del techo de la VR31

Bloques de piedra del suelo del abrigo

Siglado "erróneo" de este abrigo, en realidad corresponde al VR31